Con hashtag o sin hashtag, esa es la cuestión

por | Jun 29, 2016 | Redes Sociales

¿Quién no ha visto alguna vez una publicación con algún que otro hashtag? Incluso hay algunas, en redes como Instagram, que se componen por completo de estas etiquetas. Pero, ¿cómo podemos saber, como marca, si los estamos empleando bien?

Los hashtags nacieron en la red social del pajarito y según estudios y estadísticas, una actualización que contiene el carácter numérico ‘#‘más las palabras clave, genera el doble de impacto que una que no lo contiene. Así que está claro que puede llegar a ser muy provechoso utilizarlos.

Si bien actualmente se utilizan en casi todas las redes sociales, hay que tener en cuenta que no en todas se deben emplear del mismo modo.

  • Twitter. Fue la pionera en este tema y casi resulta imposible encontrar un tuit que no contenga uno pero, debido a la limitación de 140 caracteres, lo normal es que pongamos un solo hashtag.
  • Instagram. Como hemos mencionado antes, en esta red triunfan los hashtags. Y es que las fotos etiquetadas con más de 11, son las que más éxito tienen.
  • Facebook.Aquí triunfan más las publicaciones que no lo contienen. No es que no se deban usar, sino hay que tener clara la estrategia de la palabra clave utilizada, para que los usuarios hagan un buen seguimiento de la actualización.
  • Google +. Para los amantes del SEO, esta es la mejor red para posicionarlos, puesto que Google y sus arañas tienen un poco más de peso en los algoritmos que lanzan las SERP.

Consejos para utilizar un hashtag

Ya tenemos clara la densidad de hashtags dependiendo de la red social. De modo que ya estamos casi listos para empezar a usarlos, ¿o no? Estos tips nos pueden ser muy útiles para optimizar nuestras publicaciones y, por extensión, nuestra campaña.

  1. Crear un hashtag propio. Podemos comprobar que no exista con una simple búsqueda. Este punto hay que tenerlo muy en cuenta porque, ¿os imagináis si esa misma etiqueta se hubiera utilizado para algo totalmente distinto? Parece algo sencillo, pero un error como ese podría dar al traste con nuestra campaña.
  1. Que sea claro, sencillo y con sentido. Debemos facilitarle la vida a nuestros seguidores y usuarios en general de las redes. Así que si utilizamos palabras que sean en sí una frase será más sencilla su búsqueda y su compresión que si se forma un galimatías de caracteres, o se intenta realizar un acrónimo. Todo el mundo conoce lo que significa CR7, pero ninguno que no sea conocido. Un ejemplo, será más comprensible #EuroCopa2016, que #EC2016. Si un usuario realiza una búsqueda tal cual, “Euro Copa”, nos lanzarán casi seguro el primer hashtag.
  1. Nada de hashtags genéricos. Tiene que ser informativo y específico.Puede contener un contexto, pero que no sean palabras utilizadas para otras tendencias, sino generaría confusión o peor aún, spam. Un ejemplo, #MarketingTips
  1. Que ayude a reconocer la campaña, que actúe como refuerzo. Si se elige como palabra clavela propia marca, sin decir nada más, solo se percibirá como un anuncio. Atraer usuarios que no pueden llegar a obtenerlo puede generar connotaciones negativas. Así que la mayoría de veces es aconsejable que no. Un ejemplo, #LoNuevodeLOEWE. Contextualizamos, somos específicos y directos a nuestro target objetivo.
  1. Que esté en la misma línea que nuestra imagen de marca. Utilizar palabras que puedan interpretarse de otra manera puede que perjudique más que ayude. Un gran ejemplo es el modelo de Toyota en Japón y otros países, #ToyotaPajero. En los países latinos la connotación es otra bien distinta, así que se utiliza la correcta, #ToyotaMontero.
  1. Impulsar la campaña con otro hashtag o tendencia. Si el producto o marca está relacionado con dicho hashtag, utilizarlo dará mayor viralidad y presencia en los resultados de búsqueda de las propias redes sociales. Por ejemplo, una marca deportiva que saca una línea de productos de un jugador de fútbol puede utilizar el hashtag oficial de la Eurocopa para darle mayor visibilidad.
  1. Emplear técnicas Ambush, es decir, vamos a subirnos al carro de una tendencia que esté relacionada con la propia marca, producto o situación. #ElDiadelaMadre o #SanValentin para las marcas de fragancias, cosméticos, etc. es un ejemplo claro de este tipo de técnica. Ojo que si no tiene nada que ver, nuestra campaña será interpretada por los usuarios como spam.
  1. Crear, si es necesario, una cuenta o perfil exclusivo para nuestra campaña. Ahí concentraremos todas las actualizaciones sin necesidad de que el usuario esté buceando entre tanta intoxicación dentro de una búsqueda genérica.

Si has llegado a leer hasta aquí es que te interesa optimizar la imagen de tu empresa en redes sociales. Pues tengo una buena noticia para ti. En 2 Veces Marketing  llevamos el mantenimiento de redes sociales de manera profesional. Contamos con un gran equipo que realizará las mejores acciones online para que tus resultados se multipliquen. Adelante y anímate.

0 comentarios

blog