La digitalización humanizada del marketing post covid-19

por | Sep 7, 2020 | Mundo Digital

La crisis sanitaria, social y económica que ha provocado la pandemia del coronavirus ha hecho que el ser humano se replantee muchas actitudes, deseos y prioridades. Un hecho tan trascendental va a cambiar no solo la manera de relacionarnos a nivel personal, sino también, la manera en la que nos comportamos como consumidores.

Un reto para los profesionales del marketing

Los consumidores han tenido que adaptarse a la nueva situación y modificar algunos de sus comportamientos. Ese cambio de actitud va a suponer un reto para los profesionales del marketing y para sus estrategias en lo que se ha dado en llamar ‘Era post COVID-19’.
Prueba de ese cambio en las necesidades de las personas, es que, en las últimas semanas, Google Trends, el indicador que muestra los términos de búsqueda más populares, ha detectado un creciente interés por recursos de apoyo económico, como préstamos o ayudas.

Teniendo en cuenta la nueva realidad, el marketing digital debe afrontar su propia ‘readaptación’ que le permita seguir desarrollándose en un contexto en el que primará ante todo un nuevo consumidor. Así, en comunicación, el marketing no debe ser oportunista, debe aportar contenido, reputación y debe apostar por la comunicación transmedia, en donde el vídeo corto alcanzará una gran relevancia.

Respecto al ecommerce, las estrategias deben ser más cognitivas que nunca, con una digitalización total para sobrevivir. También será un tiempo de desarrollar aplicaciones de inteligencia artificial, apostar por el big data, personificar al máximo los mensajes (las marcas emplearán estrategias de atracción, juego y experiencia digitales), todo ello con el fin de que los pequeños comercios puedan competir con los gigantes del comercio electrónico.

Si algo ha demostrado esta pandemia, es que la logística es fundamental para asegurar la cadena de suministro, por eso tendrá que ser más ágil y segura que nunca. Las operaciones físicas irán desapareciendo en detrimento de lo online, del mismo modo que aumentará la experiencia de compra en automóvil (click and collect, pick up y similares), la logística ecommerce y los parking, que vuelve a ser una inversión inmobiliaria rentable por el miedo que ha generado el uso del transporte público durante la pandemia.

Y evidentemente, se producirá un cambio en el concepto de empleado tradicional, pues la tendencia será la de formarlos para que puedan prestar un buen servicio a distancia y lograr un equipo humano y profesional diferencial en lo que ha comenzado a llamarse ‘digitalización humanizada’.

Evidentemente, cada uno de nosotros hemos sentido ese nuevo paradigma provocado por el COVID-19 en nuestras vidas, tanto en lo profesional como en lo humano, y lo que parece haber quedado claro es que volvemos a valorar por encima de otras muchas cosas el respeto por la madre naturaleza y lo sostenible; el sector público como esencial (de todos para todos; todos dependemos de todos), con protagonismo de la ciencia y la sanidad; la necesidad de volver a ahorrar en previsión del futuro; y el sentimiento de pertenencia a un grupo que nos protege y nos refuerza como personas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

blog