Mundo Digital Mundo Marketing

Los ‘microinfluencer’, la viabilidad de los grandes influencers para pequeñas empresas

Seguro que más de una vez en la vida has comprado un producto o servicio simplemente porque alguien te lo ha recomendado, es decir, lo que siempre se ha llamado el ‘boca a boca’. Pues bien, con la revolución de las nuevas tecnologías ha aparecido con fuerza la figura del ‘microinfluencer’, una estrategia ideal para impulsar tu negocio a través de ese ‘boca a boca’ en las redes sociales.

 

Y es que, el Influencer Marketing se ha convertido en una de las técnicas actuales más efectivas para promover tus productos, promocionar tus servicios y, como consecuencia, aumentar tus ventas. En ese contexto (y para las empresas o emprendedores más pequeños) surge la figura del ‘microinfluencer’.

 

Las personas confían en la opinión de los influencers casi tanto como en la de sus familiares o amigos. Así lo han demostrado diversos estudios, por ejemplo, en España, según datos del I Estudio Content & Native Advertising de IAB Spain, el 60% de los profesionales del marketing digital utiliza microinfluencers en las campañas que gestionan y esta cifra incrementará en los próximos meses.

Por otro lado, según un estudio realizado en enero de 2018 en Europa y Estados Unidos, constataba que los influencers con menos de 100.000 seguidores acaparan el 45,8% del mercado de la moda, los cosméticos y el lujo. Por el contrario, los macroinfluencers (entre 100.000 y 500.000 seguidores) acaparan el 33,6%, mientras que el 9,3% corresponde a los megainfluencers (entre 500.000 y 1.500.000).

 

En consecuencia, se ha revelado como una estrategia sumamente eficaz para dar a conocer tu negocio, tus productos o incluso la personalidad de tu marca, todo ello aprovechando la popularidad de ciertos usuarios de las Redes Sociales, muchos de ellos (por no decir la mayoría) dispuestos a ser contratados para tal fin.

 

De este modo, se podría decir que el momento de la microinfluencia ha llegado para quedarse de la mano de ciertas comunidades específicas en donde los seguidores no se miden únicamente por su número, sino por la calidad de ese contacto directo y personalizado. Los microinfluencers, frente a los megainfluencers, cuentan con unos seguidores de mayor calidad, al tratarse de nichos de mercado más concretos, por lo que también generan una mayor confianza.

 

¿Ha aclarado este post tus dudas sobre esta nueva figura que ha irrumpido con fuerza en las campañas de marketing? ¿Apostarías por un influencer en la promoción de tus productos y servicios? ¡Cuéntanoslo a través de un comentario!

Información del autor

Deja una respuesta