Mundo Digital Mundo Marketing

Blockchain, un aliado del marketing digital

Todo el mundo habla por fin del Blockchain, la tecnología que viene a revolucionar cómo entendemos las relaciones económicas, pero también nuestra manera de hacer las cosas en múltiples ámbitos de nuestra vida. También en todo lo relacionado con Marketing Digital.

El Blockchain es una de las palabras más en boga de los últimos tiempos. La cadena de bloques es un concepto que plantea una gran revolución en la economía y en muchos más ámbitos.

Para aquellos que aún no estén familiarizados con este concepto, el Blockchain está basado en una tecnología que permite la transferencia de datos digitales de una manera completamente segura gracias a una revolucionaria codificación.

La gran novedad que aporta la cadena de bloques es que esa transferencia de información no necesita de un intermediario que valide esa información, porque se distribuye a través de nodos independientes que la registran y la validan. Una vez que esa información es introducida ya no puede ser eliminada, solo añadir registros nuevos a los ya fijados.

Su gran ventaja es que solo es validada si la mayoría de los que la comparten se pongan de acuerdo a la hora de hacerlo. 

De este modo, el blockchain agiliza, reduce costes y da mayor seguridad a los procesos en donde se comparte información, debido a que todos esos intercambios se hacen con la mayor transparencia posible y sin tener que depender de instancias intermedias.

Es decir, dos personas compartirían una información (transacción), posteriormente se codificaría en bloques, después se produciría la verificación, se grabaría criptográficamente con un ‘hash’ (código) y, finalmente, se produciría la transacción.

EL BLOCKCHAIN EN EL MARKETING DIGITAL

La aplicación de nueva tecnología, como hemos dicho anteriormente, a cambiar la forma de hacer las cosas, también en lo que se refiere a Marketing Digital. ¿En qué va afectar esta revolución tecnológica?

En primer lugar, el blockchain dará más seguridad a la hora de realizar compras online, ya que aporta una mayor confianza a la hora de realizar transacciones. Se podría decir que la cadena de bloques podría acabar con las falsificaciones, debido a que permite hacer un seguimiento del producto desde el origen (fabricación) hasta que llega a manos del comprador.

Por otro lado, a través de los Smart contracts o contratos inteligentes no tendremos que confiar únicamente en la palabra de la empresa a la que contratamos un servicio, puesto que a través del blockchain el acuerdo al que han llegado dos partes no puede destruirse ni modificarse una vez que queda grabado y validado. Es decir, con esta tecnología “esa palabra dada” se registra y además es pública, porque es validada por más personas.

Igualmente, podría significar el fin de los molestos ‘trolls’, puesto que, si toda la información estuviera en una red de tecnología blockchain el anonimato en las redes sociales se acabaría, lo que incrementaría también la seguridad del usuario.

Una cosa es segura, traerá cambios en lo referente al posicionamiento natural de buscadores y posicionamiento SEM, a la publicidad en páginas web, al comercio electrónico, al papel de los intermediarios, al tratamiento de los datos personales o a la forma en la que las marcas se van a relacionar con sus clientes. Por lo que nos preguntamos, ¿será el cliente el que en esta nueva etapa tenga realmente el poder?

Author Info

Leave a Reply