Palabras.clave.y.tiempo.de.usuario
Mundo Digital Mundo Marketing

Las palabras clave y la competencia por el tiempo del usuario claves de la rentabilidad del marketing digital

La cantidad invertida en publicidad digital en el mundo al año alcanza los 200.000 millones de dólares, pero no siempre el marketing online alcanza los resultados esperados. Según un estudio de la compañía francesa Adloop, el 47 % del presupuesto destinado a marketing online acaba sin cumplir las expectativas de las empresas.

Su estudio se ha basado en los datos de 32 grandes compañías estudiadas por  ha por Adloop, lo que le ha permitido detectar las principales causas de que esas grandes de dinero invertidas no hayan dado sus frutos.

De este modo, el estudio encuentra algunas de las causas de esta ineficacia en inversión publicitaria digital. La primera de ellas es el uso que se hace de las palabras clave, que es el sistema en el que principalmente se basa en la actualidad todo lo relacionado con marketing online.

ofertatutelacion

Las empresas y anunciantes pujan para poder tener el derecho de utilizar ciertas palabras en sus anuncios, todo ello a través de un sistema de subastas en donde los precios oscilan dependiendo de la demanda de esas palabras y los espacios que están disponibles para insertarlas publicitariamente.

Por tanto, esa primera elección de las palabras clave se ha convertido casi en un arte, en una habilidad imprescindible para poder atinar en la estrategia de marketing online y, sobre todo, para que finalmente una campaña pueda ser relevante o irrelevante.

En el análisis de Adloop encontramos una de las claves por las que ciertas campañas no surten el efecto deseado: un porcentaje de entre el 20 y el 30 de las palabras clave no son efectivas, y todo ello a pesar de que suponen casi la mitad de la inversión.

Otro de los factores influyentes que encuentra la compañía francesa en el éxito de las campañas de marketing online es la dura competencia por el tiempo del usuario: decenas de productos o servicios prácticamente iguales pero ofertados por empresas diferentes.

En la mayoría de estos casos lo que ocurre es que los usuarios clican en varios de estos productos o servicios para establecer una comparación, pero se trata de visitas casi relámpago. Los ejemplos más claros los tenemos en anuncios de compañías como Trivago, Booking, Amazon o Ratreator: muchos usuarios abren varias ventanas, pero la mayoría realiza una criba sin pararse a mirar más datos. Para la empresa que ofrece el servicio puede suponer un desembolso, porque alguien ha clicado en el anuncio, pero no se ha conseguido ningún retorno o recuerdo en la mente del usuario.

Información del autor

Responder